Utilizamos cookies de terceros para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continúa navegando, acepta el uso de cookies.  Más información     X Cerrar

PUBLICIDAD
Toyota Aygo JULAG
PUBLICIDAD
Toyota Aygo JULAG
PUBLICIDAD
Toyota Aygo JULAG
PUBLICIDAD
estetic2

La espina de Luis Monzón: Rallye El Corte Inglés de 1992

HISTORIA  |  MotorADiario  |  26 marzo 2017 18:29

La temporada de 1992 arrancaba en Canarias con buenas vibraciones. José María Ponce había sido campeón de España unos meses antes en un inolvidable ‘España-Cataluña’ y la Carrera de Campeones asomaba en el horizonte. El Rallye El Corte Inglés seguía subiendo como la espuma y en él, los equipos canarios tiraban la casa por la ventana para hacerse con una victoria que no se producía desde 1978. Uno de los nuestros, Luis Monzón, estrenaba un novedoso Lancia Delta HF Integrale.

 

"El 28 de marzo de 1992 Luis Monzón

se quedó a las puertas de la que hubiese sido su

primera victoria en un Rallye El Corte Inglés que

dominaba por delante de Piero Liatti, entonces

vigente campeón europeo"


Apenas dos meses antes Didier Auriol había hecho debutar este modelo en el Rallye Monte Carlo, donde subía a lo más alto del podio. “La nuestra no era una ‘Deltona’ original, sino una adaptación de un 16 válvulas”, cuenta Monzón a MotorADiario.com. Cedida por Fabrizio Tabaton -su manager por aquel entonces y vencedor en la edición de 1991 de la prueba con base en Las Palmas de Gran Canaria-, el piloto de Santa Brígida la recuerda “más ancha, incluso creo que más larga, más estable y algo mejor de motor respecto al Integrale convencional, pero no noté nada más de manera especial. Fabrizio apostó por mí en aquel instante”.

Monzón y Lancia
El Rallye El Corte Inglés de 1992 apenas fue la tercera carrera del grancanario con la marca de Torino. Había debutado con un Lancia Delta Integrale 16v en el Rallye Villa de Teror de 1991. Ese primer contacto, como tantos otros debuts de Monzón, acabó en victoria. Además, de tinte histórico, ya que aún permanece como récord en cuanto a precocidad en el palmarés de la prueba que organiza la Escudería Aterura.

Un par de meses después, Monzón debutaba en el mundial de rallyes con la entrada del ‘España-Cataluña’ en el WRC. Fue otro resultado para la historia al finalizar séptimo absoluto. Hoy sigue siendo la mejor clasificación de un piloto canario a ese nivel; también firma la mejor posición en un tramo cronometrado del WRC por parte de un piloto de las islas, gracias al sexto puesto rubricado en una de las especiales. Ser el más joven del top ten de esa carrera muestra la lanzadera virtual en la que se encontraba el por entonces piloto de Marlboro. Con apenas 24 años, la llegada del Rallye El Corte Inglés y el debut con una ‘Deltona’, dejaban a ‘Luigi’ en una posición de responsabilidad que en pocas ocasiones había experimentado.

El rallye, su rallye
La edición 1992 del Rallye El Corte Inglés se extendía a lo largo de tres jornadas, la intermedia a modo lineal. El riesgo, la tensión y la emoción se acrecentaban, ya que los equipos debían planificar una estrategia de neumáticos al estar limitados.

Hombre de buenos debuts, Monzón se anotaba las tres primeras especiales del rallye. Lo hacía siempre por delante de Piero Liatti. Ese día eran siete los tramos cronometrados, el de la Grifone se anotó cuatro. “Perdí el liderato cuando destaloné un neumático en el descenso de Los Marteles” y, a partir de ahí, “me pasé todo el rallye recuperando”. Para la pareja Luis Monzón-Gaspar León las cosas se ponían muy difíciles; eran quintos a 1:35 de Liatti y su Lancia Delta Integrale 16v.

Al día siguiente, en una jornada decisiva, Monzón se aferró a la épica. No quería arrojar la toalla. Aprovechando cada centímetro del asfalto, y ante la impotencia de sus rivales, el grancanario desató un huracán –su apodo entre los aficionados- y se embolsó todos los tramos de la jornada ¡de una etapa lineal! La Deltona con el número siete recortaba casi un minuto al líder y a falta de un día se situaba segundo a poco más de 30 segundos del campeón continental en 1991. Calculadora en mano, los espectadores hacían sus ‘números’ para vaticinar si era posible la culminación de una gran remontada.

El desenlace que nadie quería
Una jornada relativamente corta que Luis iba a realizar con apenas seis neumáticos nuevos; en aquel momento tipo slicks. En su cabeza estaba liderar de entrada el apartado del campeonato nacional o subir a lo más alto del podio, algo que no firmaba un canario desde 1978. Lo segundo, si lo ponemos en una balanza, tenía su peso en oro.

Monzón-León ganaban el primer tramo de la última etapa, donde Liatti-Tedeschini tenían problemas con el turbo, y también lo hacían en el segundo; aquí los italianos veían incrédulos cómo se soltaba un manguito de la pieza que momentos antes habían sustituido. En ese instante, los de la Deltona regresaban a lo más alto de la clasificación y tan sólo tenían que cubrir los tres tramos que restaban para concluir. Pero minutos después acababa el sueño de Luis, el sueño de todos.

“Me desconcentré, te desconcentras, pero el pie sigue al mismo ritmo”, recuerda Luis sobre aquel preciso momento de su carrera deportiva. En la penúltima especial, con una sólida renta a su favor, el dominador de la edición 1992 aparcaba toda ilusión de victoria. La euforia de los medios de comunicación, y quizá la ilusión que se respiraba en aquel momento, bombardearon la línea de flotación de Luis y Gaspar: “me rompieron la concentración”.

“Subiendo hacia Valleseco ya empecé mal; ya cerca del Cruce de La Laguna había un bache que cruzaba toda la carretera”, recuerda el piloto, que pocas semanas después iba a cumplir 25 años. “El Lancia se desplazó lo suficiente” de su línea ideal “y estos coches, que con la dirección metida sacaban la rueda por fuera de la carrocería, nos llevó a golpear” y a romper todo lo que va asociado al neumático delantero izquierdo: llanta, neumático, suspensión... Las imágenes del Lancia Delta HF Integrale arrastrándose y buscando un hueco donde estacionar para no interrumpir el paso del resto de participantes son parte de la historia imborrable de ‘El Corte Inglés’.

“En aquel momento nos privó de la victoria y posiblemente de ser campeones de España”, temporada en la que finalmente acabó en la segunda plaza, eso sí, con Gaspar como campeón entre los copilotos. “No lo pensé ni lo pienso ahora”, pero posiblemente también truncó “una proyección internacional” que Fabrizio Tabaron intentó trazar para un joven con indudables dotes dentro y fuera del habitáculo. “En 1992 no tenía la madurez de otros años”, señala el hoy piloto de Auto-Laca Competición.

Luis Monzón asegura que su victoria de 1994, cuando estrenaba un Ford Escort RS Cosworth, “no compensa en nada lo sucedido en 1992. No caso una con la otra”. Opina que ha tenido otros abandonos incluso más dolorosos, como el de Santander hace unos años por culpa del motor de su Peugeot 207 S2000 que no dio para más a escasos kilómetros del final; incluso, en la conversación afloran los graves accidentes que ha padecido en la modalidad de circuitos. “Mi padre me decía que darle vueltas a lo bueno y a lo malo te limita el futuro a corto y medio plazo”. Seguramente, con toda la razón del mundo.

Resumen de un año histórico
Aquel mágico 1992 acabó con el título nacional para Jesús Puras que, como Monzón, pilotaba un Lancia Delta HF Integrale. La corona europea fue para el alemán Erwin Webber y su Mitsubishi Galant VR4, mientras que en el WRC Carlos Sainz y Luis Moya alcanzaban su segundo y último título con el novedoso Toyota Celica 4WD.

La Carrera de Campeones, en su primera edición insular, se la anotó el italiano Andrea Aghini –unos meses antes había vencido en el Rallye Sanremo- por delante de Colin McRae. Ricardo Avero también elevaba a un Galant a lo más alto, era en el regional de asfalto y batía un récord de precocidad que aún sigue vigente, extendiendo el dominio tinerfeño Fernando Capdevila, campeón en la tierra con un MG Metro 6R4, año en el que celebró su segunda y última campaña en el mundial de Grupo N.

Hasta aquí el resumen de una historia que cumple 25 años, pero que para muchos parece que no han pasado ni 25 días. Desde MotorADiario.com agradecemos la colaboración de Luis Monzón, sin cuya aportación personal este artículo carecería de sentido. Alberto Medina también ha puesto su granito de arena con la cesión de unas fotografías que tienen un importante valor. Gracias.

Texto: Javier Viera | Fotos: Alberto Medina

Comenta la noticia

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.
Enviando el formulario.
Por favor espere
El Comentario se ha enviado
con éxito
PUBLICIDAD
armas
PUBLICIDAD
Renault Agosto 2
PUBLICIDAD
estetic
PUBLICIDAD
Molina Rent a Car
PUBLICIDAD
jesport
Las Torres Nuevo
Canae Nuevo

18-20 de agosto

Rallye de Alemania

Campeonato del Mundo de Rallyes
25-27 de agosto

Barum Rallye Zlín

Campeonato de Europa de Rallyes
25-27 de agosto

GP de Bélgica

Campeonato del Mundo de Fórmula 1
26 de agosto

Rallye Isla de Los Volcanes

Campeonato de Canarias de Rallyes de Tierra
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
RallyVenta Radiadores
info@motoradiario.com