Utilizamos cookies de terceros para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continúa navegando, acepta el uso de cookies.  Más información     X Cerrar

PUBLICIDAD
estetic2

La política no pudo con el automovilismo

Opinión  |  Javier Viera  |  10 octubre 2017 15:13

El Rallye España-Cataluña se vio atropellado por el difícil momento que vive Cataluña y España. Esa confrontación pilló de lleno a la prueba española del mundial de rallyes. El RACC se veía en la encrucijada de afrontar una edición que, cuando menos, sembraba dudas.

La protesta del 3 de octubre pilló a los participantes en el primer día de reconocimientos. Algunos sufrieron los cortes de carretera, pero el buen talante de los que protestaban y la paciencia de los equipos les llevó, sólo, a perder unos minutos de su plan de trabajo.

A nivel personal debo reconocer que nunca había sido atropellado por tantas dudas: viajar o no viajar, esa era la cuestión. Al final, y después molestar a un buen número de amigos que ya andaban por Cataluña, decidí hacerlo. Por fortuna, no me arrepiento.

El RACC siguió con su programa previsto, tanto en el plano organizativo como en sus redes sociales. Con su actitud demostraron ser una de las organizaciones más experimentadas –y valientes- del calendario. El habitual ‘speaker’ realizó en mayor su labor en español, tanto en la ceremonia de salida como en la súper especial celebrada en Salou, con las lógicas intervenciones en catalán cuando por estos escenarios desfilaba un piloto local. Una combinación lógica, respetuosa, pero nada fácil dada la semana que se vivía en Cataluña. Una vez más, chapeau!

 

En la carretera, salvo un leve retraso en el primer bucle de la mañana del sábado debido a la masiva afluencia de aficionados, todo se desarrolló con absoluta normalidad. Los fieles aficionados españoles, que acudieron desde todos los puntos del país, incluida la propia Cataluña, disfrutaron de una prueba con la más absoluta normalidad. El deporte, más que nunca, se mantuvo alejado de una política que a su vez se aleja –más que nunca- del ciudadano.

 

Desde 1991 el RACC sostiene esta prueba en el WRC, lo ha hecho con éxito, anteriormente ya lo hacía en el Campeonato de Europa y, bajo mi punto de vista, se han vuelto a cargar de crédito de cara a los próximos años.

Un diez también a los aficionados. Muchos -así lo fue con los que pude hablar- también acudieron sembrados de dudas, y no era para menos. La pasión que sienten por este deporte ayudó a tumbar esa barrera del temor, llamados también por ese deseo de ver rodar, por primera vez en España, a la nueva generación de vehículos World Rallye Car.

Hoy, 10 de octubre de 2017, es otro día complicado. El RallyRACC se vio en medio de unas fechas que, sin lugar a dudas, pasarán a la historia de España y Cataluña de manera conjunta. Ojalá, en 12 meses, la situación sea de plena normalidad y volvamos a disfrutar de este escenario y de la gente que lo rodea; que la política no pueda nunca tumbar el automovilismo, ni a ningún otro deporte.

Comenta la noticia

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.
Enviando el formulario.
Por favor espere
El Comentario se ha enviado
con éxito
PUBLICIDAD
armas
PUBLICIDAD
Dacia ENE18
PUBLICIDAD
estetic
PUBLICIDAD
ARC
PUBLICIDAD
jesport
Las Torres Nuevo

6-20 de enero

Dakar

Per√ļ - Bolivia - Argentina
25-28 de enero

Rallye Monte Carlo

Campeonato del Mundo de Rallyes
15-18 de febrero

Rallye Suecia

Campeonato del Mundo de Rallyes
8-11 de marzo

Rallye México

Campeonato del Mundo de Rallyes
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
RallyVenta Radiadores
info@motoradiario.com