Utilizamos cookies de terceros para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continúa navegando, acepta el uso de cookies.  Más información     X Cerrar

PUBLICIDAD
Toyota Aygo JULAG
PUBLICIDAD
Toyota Aygo JULAG
PUBLICIDAD
Toyota Aygo JULAG
PUBLICIDAD
estetic2

Audi S3: la octava maravilla

Pruebas  |  MotorADiario  |  12 febrero 2014 20:18
De aspecto casi inofensivo, esconde un corazón de guerrero con 300 CV de potencia, tracción quattro y cambio S tronic de seis velocidades. Y, descuide, es perfectamente útil para el día a día.

En diferentes ocasiones nos hemos puesto al volante de vehículos de indudable potencial que, además de sus prestaciones, contaban con una estética radical que a primera vista dejaban intuir su lado más feroz. El Audi S3 suple los aditamentos explosivos del exterior con tecnología del más alto nivel. Motor, sistema de transmisión, esquema de suspensión y frenos, están a la altura del mejor deportivo.

Deportivo descomunal, en ocasiones un 'gentleman'
En comparación con el Audi A3 convencional, el S3 recurre a sutiles detalles en el exterior que lo diferencian de su hermano menor. Los paragolpes más ventilados, las carcasas de los retrovisores, el spoiler trasero y, sobre todo, la parrilla Singleframe exclusiva del S3, le aportan el toque de dinamismo necesario para, en el día a día, ser el más común de los mortales.

Su interior rezuma deportividad sin ningún tipo de excentricidad. Llamadas puntuales con el emblema ‘S3’ o ‘quattro’ adornan el interior desde el momento en el que abrimos sus puertas. Con líneas simples, un salpicadero en absoluto cargado de elementos y unos asientos ideales para un vehículo como el S3, el espacio destinado a los ocupantes embriaga por su acabado final. Detalles como la buena visibilidad y la disposición de los mandos elementales están resueltos de una manera inteligente. Por más que trate de buscar un aspecto negativo, en cuanto a diseño, no lo encuentro. El Audi S3 es un ejercicio que pudo ser fruto de algún ingeniero, diseñador o delineante que buscaba la excelencia de algún objeto por desarrollar. Créame, no encuentro otra razón.

Es potencia, es eficacia
Dejando a un lado su perfil discreto y civilizado, el Audi S3 esconde bajo el capó algo que, evidentemente, no podemos omitir. Disponer de 300 CV en un compacto de este tipo es garantía de sensaciones. Ya usted los administrará como desee. Eso sí, tenga claro que va a disfrutar al volante.

Bueno, a lo que íbamos. El 2.0 TFSI de cuatro cilindros late a pleno pulmón entre las 1.800 y 5.500 rpm, momento en el que ofrece 380 Nm de par motor. Con el cambio S tronic que equipa esta unidad se dispara desde cero hasta los 100 km/h en 5,1 segundos, alcanzando los 250 km/h de velocidad punta, cifra limitada electrónicamente.

El motor del Audi S3 reúne una serie de evoluciones que, todas ellas, terminan por darle forma a semejante caudal de potencia. Desde los dos árboles de equilibrado que giran al doble de revoluciones que el cigüeñal, pasando por la inyección directa adicional –la cual complementa a la inyección directa de hasta 200 bar- o los sistemas activos de válvulas de admisión y escape, el 2.0 TFSI es capaz de transformarse en un relativamente económico motor a un purasangre de carreras.

La sobrealimentación llega mediante un turbo de nueva generación, que llega a ‘soplar’ incluso a 1,2 bar. Los 300 CV de potencia no comprometen la fiabilidad de los elementos del motor, ya que los pistones y bielas han sido reforzados, mientras que la culata se ha fabricado con una aleación de silicio y aluminio, especialmente ligera y resistente a las altas temperaturas.

S tronic: el compañero ideal
Si bien el cliente puede optar por el cambio manual de seis marchas, cierto es que las prestaciones del S tronic, ya sea en conducción normal o deportiva, saltan a la luz. Con una distribución interna de doble embrague, la rapidez en la transición es espectacular. Para su uso podemos emplear la palanca de cambio en modo automático o secuencial, o bien las levas opcionales situadas en el volante.

La tracción quattro encuentra su pieza clave en el embrague multidisco de accionamiento hidráulico. Éste, gestionado electrónicamente, es capaz de variar la tracción entre ambos ejes según la necesidad. Se encuentra al final del árbol de transmisión, justo ante el diferencial trasero.

Flash Audi S3
 Muy equilibrado 
El Audi S3 de 300 CV de potencia conjuga a su favor una rabiosa deportividad con una presencia elegante.
 S3 
En la parrilla Singleframe personalizada para este modelo se aloja el signo deportivo que lo diferencia.
 Detalles deportivos 
Los paragolpes alojan las principales señas de identidad que lo diferencian exteriormente de su hermano, el A3.
 Zaga familiar 
La parte trasera del Audi S3 evidentemente nos resulta familiar. Le delatan sus deportivas llantas de 18 pulgadas.
 Interior 
Espacio, excelente nivel de acabado y aire deportivo. Destacamos su volante multifunción con la parte baja plana.
 Asientos específicos 
El Audi S3 cuenta con asientos exclusivos que sujetan perfectamente a conductor y acompañante.

Hora de ponerlo en marcha
Después de comentar todas sus bondades, lo mejor es ponerlo en marcha. Ya lo decía al inicio, es sumamente cómodo ponerse al volante. Para emplearlo de lunes a domingo el Audi S3 puede ser un fiel compañero, no en vano sus consumos no son tan disparatados, y su estética, como bien destacamos, nos permitirá en cierta manera ‘no dar el cante’, lo que por otro lado es una ventaja.

Pero teniendo lo que tenemos entre manos, es importante perseguir su esencia. Personalmente no son de mi agrado los volantes con la zona baja de diseño plano, ya que en carreteras viradas empuñarlo es algo más extraño si cabe, al tener que variar de lugar la posición de las manos. Este detalle, junto con el indicador del cambio algo pequeño –está situado en lugar poco ‘protagonista’ del panel-, son a mi juicio los dos únicos inconvenientes (leves) del espectacular Audi S3. A partir de ahí me atrevo a colocarle un 9.75 de nota.

Su sonido juega un papel fundamental, especialmente el que emana al engranar una velocidad. Por un lado percibimos el del motor gracias a un actuador electromecánico situado en la pared del vano motor, y el de escape nos llega gracias a una válvula que se abre en determinados regímenes del cuenta revoluciones.

En conducción deportiva es cuando salen a la luz las bondades del Audi S3. La respuesta del motor es inmediata -la carga del turbo la podemos ver en el panel que tenemos ante los ojos-, y la eficacia y rapidez del cambio impecable.

El balanceo de la carrocería es ínfimo, lo que ayuda a ubicar al S3 en la trazada idónea. Aquí juega un papel fundamental el adelgazamiento al que ha sido sometido el pilar A, cifrado en 17 kilos. Reubicando elementos como el eje anterior -52 mm hacia delante-, los grados de inclinación del motor, así como la suspensión tipo McPherson, combinado estos con los tres brazos transversales del tren posterior unidos de forma rígida al portaeje de acero, permiten al S3 rodar con eficacia sobre el asfalto. Su rebajada altura -es 25 mm más bajo que un A3 convencional- unida a las llantas de 18 pulgadas firman una estampa sin igual.

Otro de los puntos fuertes es su dirección progresiva. La barra es dentada, mostrándose más indirecta en posición central y más directa al girar el volante. Sin lugar a dudas ha sido una de las sensaciones más agradables al conducir el Audi S3. La servoasistencia también varía su grado, bajando su intensidad a medida que aumenta la velocidad.

Y por último está su excelente equipo de frenos. Los delanteros autoventilados tienen un diámetro de 340 mm y son capaces de actuar de manera enérgica y eficaz. Las pinzas de freno de corte deportivo llevan grabada la inscripción S3. El freno de estacionamiento electromecánico actúa mediante una tecla situada entre los dos asientos delanteros, al igual que en otros modelos ya vistos de la firma de los cuatro aros.

De la misma manera, el Audi S3 cuenta de serie con el sistema Audi Drive Select (comfort, auto, dynamic, efficiency o individual), que nos permite gestionar el modo de conducción para cada ocasión. El mismo interviene en el acelerador, la dirección y el sistema de cambio S tronic.

Disponible en la Red de Concesionarios Audi Canarias, el S3 tiene un precio que parte desde los 42.850€. La unidad empleada en esta prueba, con el nivel de equipamiento que puede ver en su ficha, es de 50.260€.

Ficha unidad probada

Texto: Javier Viera | Fotos: Gustavo Alonso

 

Audi S3 2014
Audi S3 2014
Audi S3 2014
Audi S3 2014
Audi S3 2014

 

Comentarios de la Noticia

Reinaldo  |   el 14/02/2014 a las 19:10
Me parece precioso

Comenta la noticia

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.
Enviando el formulario.
Por favor espere
El Comentario se ha enviado
con éxito
PUBLICIDAD
armas
PUBLICIDAD
Renault Agosto 2
PUBLICIDAD
estetic
PUBLICIDAD
ARC
PUBLICIDAD
jesport
Las Torres Nuevo
Canae Nuevo

18-20 de agosto

Rallye de Alemania

Campeonato del Mundo de Rallyes
25-27 de agosto

Barum Rallye Zlín

Campeonato de Europa de Rallyes
25-27 de agosto

GP de Bélgica

Campeonato del Mundo de Fórmula 1
26 de agosto

Rallye Isla de Los Volcanes

Campeonato de Canarias de Rallyes de Tierra
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
RallyVenta Radiadores
info@motoradiario.com