Utilizamos cookies de terceros para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continúa navegando, acepta el uso de cookies.  Más información     X Cerrar

PUBLICIDAD
Nissan junio
PUBLICIDAD
Yaris May17
PUBLICIDAD
Yaris May17
PUBLICIDAD
Yaris May17
PUBLICIDAD
estetic2

Volkswagen XL1

Pruebas  |  Javier Viera  |  06 julio 2015 16:04

Cada vez encontramos más modelos consecuentes con el medio ambiente. Eléctricos, híbridos o, en algunos casos, propulsores convencionales que han sido adaptados a los nuevos tiempos. Volkswagen ha ido dando pasos en cada uno de los terrenos mencionados, de ahí que en su catálogo podamos encontrar modelos como el Golf eléctrico, el Golf GTE o, incluso, la tecnología de desconexión activa de cilindros. El XL1, modelo fabricado en exclusiva serie de 250 unidades, se convierte ahora en el laboratorio rodante de la tecnología híbrida por parte del fabricante alemán.

 

Volkswagen Canarias cuenta con una de ellas y, en MotorADiario.com, nos hemos puesto a los mandos. Por tanto, comencemos por el principio. Su aspecto exterior es sin duda lo más llamativo. En él todo está pensado para la máxima eficacia aerodinámica. La vista frontal no deja penetrar el flujo de aire por ningún lado. Los grupos ópticos delanteros, que evidentemente deben adherirse a la tecnología Led, son rasgados y sirven para prolongar la línea que hace las veces de la parrilla. En el lateral no encontramos los habituales retrovisores que equiparía cualquier automóvil y, en su lugar, unas diminutas cámaras nos transportan la imagen al interior del habitáculo. Las llantas delanteras utilizan una especie de tapacubo que oculta el lugar que ocuparían los tornillos que sujetan las llantas de magnesio, mientras que en el eje posterior es un añadido de la carrocería el que oculta el neumático en un amplísimo porcentaje. Evidentemente en Volkswagen han mimado esta comprometida zona, dada su influencia en el flujo aerodinámico.

 

La vista lateral termina con un perfil que persigue un marcado estilo coupé, que gana un mayor protagonismo cuando abrimos las puertas del XL1 de Volkswagen. Adaptando el estilo ‘alas de gaviota’, el modelo alemán sigue avivando, con ello, la mirada de los más curiosos. La zaga, tan genuina como el resto del conjunto, persigue la misma eficacia que el resto del conjunto.

 

Un biplaza muy especial

El Volkswagen XL1 está diseñado para dar cabida a dos ocupantes. La posición del conductor es la que más recorrido tiene a pesar de contar con los pedales oportunos, mientras que la del acompañante está mermada en cuanto al espacio de las piernas. En cualquier caso, ocupantes que merodeen los 180 cm de alto pueden acomodarse relativamente cómodos. De esta manera, la posición del conductor es variable en cuanto al respaldo y su profundidad, mostrando una distribución de ambos puestos asimétrica.

 

Todos los elementos superfluos han sido descartados. Entre otros detalles, los elevalunas son manuales para ahorrar peso, e incluso su mando es plegable para optimizar en todo momento el reducido espacio interior. La ventanilla apenas tiene recorrido, aunque cumple su función si no queremos usar el climatizador. Desde el puesto del conductor se interpreta bien la señal de los retrovisores, cuyas cámaras a las que hacíamos mención con anterioridad ahora nos transportan sus imágenes al interior de los paneles de ambas puertas. Cuentan con espacio para el ángulo muerto y, de entrada, conviene adaptarse después de unos kilómetros, dado que la sensación visual difiere levemente si lo comparamos con un espejo al uso.

Cuenta con una pantalla multifunción como ordenador de a bordo situada en el centro del salpicadero, mientras que desde el panel de instrumentos recibimos la información del cuentavueltas, el tacómetro y la lectura del depósito de combustible.

 

Flash Volkswagen XL1

 Estampa muy personal 
Independientemente de su avanzada tecnología, el Volkswagen XL1 muestra un diseño exterior muy especial que le hace acaparar todas las miradas.
 Aerodinámica 
Cada milímetro del XL1 ha sido estudiado para su eficacia aerodinámica. El tren delantero oculta las llantas de magnesio para que no interfiera el flujo de aire.
 Retrovisores 
Añade dos cámaras exteriores que llevan la imagen al interior del vehículo, concretamente a los paneles de las puertas, y así no necesita los retrovisores convencionales.
 Puertas verticales 
Casi a modo de 'alas de gaviota', el Volkswagen XL1 encuentra en su acceso uno de los momentos más 'interesantes'.
 Maletero 
El espacio interior no es uno de los lugares más destacados. A pesar de ello ofrece un maletero con 120 litros de capacidad.
 Dos pasajeros 
El habitáculo está destinado a dos pasajeros, con una fila de asientos asimétrica y el abandono de todo elemento superfluo.

 

En marcha

Como todo híbrido, cuenta con un motor eléctrico de 27 CV de potencia y, a su vez, un motor de dos cilindros (TDI) de 48 CV, al que va adaptado un cambio automático DSG de siete velocidades.

 

Lo ponemos en marcha mediante un botón y, de entrada, podremos desplazarnos con el primero de los motores. Su autonomía es de 50 kilómetros. En los primeros metros notamos una dirección más pesada, fruto de no contar con asistencia, aunque gracias al tipo de neumático que equipa se puede maniobrar con ella sin grandes complicaciones. Cuenta con una batería de iones de litio que también recibe la energía de frenado gracias a unos frenos –de tacto esponjoso y algo ruidosos- especiales para tal fin.

 

El motor bicilíndrico turboalimentado y de ciclo diésel no pasa desapercibido. Es quizá el punto negativo del XL1, ya que al ralentí y a media carga se deja notar con un sonido no especialmente armónico. Situado a espaldas de los pasajeros, bien podría haberse solventado este inconveniente con un mejor aislamiento acústico. Un aislamiento que sí roza la perfección en lo que a la aerodinámica se refiere, ya que es posible rodar a alta velocidad en vía rápida sin la molesta estridencia del exterior.

 

Con ambos motores combinados alcanza una autonomía de 500 kilómetros, al mismo tiempo que alcanza los 100 km/h con salida parada en 12,7 segundos, una cifra que no está nada mal. Su velocidad punta es de 160 km/h y su consumo medio inferior a litro por kilómetro, exactamente 0,9 l/100 km.

 

Ficha Volkswagen XL1

 

VW XL1 2015
VW XL1 2015
VW XL1 2015
VW XL1 2015
VW XL1 2015

Comenta la noticia

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.
Enviando el formulario.
Por favor espere
El Comentario se ha enviado
con éxito
PUBLICIDAD
armas
PUBLICIDAD
Jesport
PUBLICIDAD
estetic
PUBLICIDAD
Molina Rent a Car
PUBLICIDAD
jesport
Las Torres Nuevo
Canae Nuevo

30 de junio-2 de julio

Rallye de Polonia

Campeonato del Mundo de Rallyes
1 de julio

Subida de Arucas

Campeonato de Las Palmas de Montaña
7-9 de julio

GP de Austria

Campeonato del Mundo de Fórmula 1
8 de julio

Rallye de Ferrol

Campeonato de España de Rallyes
8 de julio

Subida Güímar

Campeonato DISA de Canarias de Montaña
8 de julio

Rallye Comarca Norte

Campeonato de Las Palmas de Rallyes
8 de julio

Rallysprint Tomás Viera

Campeonato Insular de Lanzarote
14-16 de julio

GP de Inglaterra

Campeonato del Mundo de Fórmula 1
14-15 de julio

Rallye Senderos de La Palma

Campeonato de Canarias de Rallyes
28-30 de julio

Rallye de Finlandia

Campeonato del Mundo de Rallyes
28-30 de julio

GP de Hungría

Campeonato del Mundo de Fórmula 1
29 de julio

Rallye Ciudad de Telde

Campeonato de Las Palmas de Rallyes
29 de julio

Rallye Ciudad de La Laguna

Campeonato de Tenerife de Rallyes
PUBLICIDAD
ProCar
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
RallyVenta Radiadores
info@motoradiario.com