Utilizamos cookies de terceros para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continúa navegando, acepta el uso de cookies.  Más información     X Cerrar

PUBLICIDAD
Nissan Jun19
PUBLICIDAD
DISA may19
PUBLICIDAD
estetic2

Let's go, baby!

Pruebas  |  Javier Viera  |  27 mayo 2019 19:43

Abarth 595 1.4 T-Jet 145 CV

De la mano de Icamotor, Concesionario Oficial Abarth, hemos tenido la oportunidad de tomar los mandos del sugerente 595. Su estampa es muy familiar, no en vano, la familia 500 es todo un referente en su segmento a nivel continental y en Canarias no iba a ser menos. Abarth proyecta estilo y deportividad, dos rasgos inherentes a la firma italiana. Enamorarte será cuestión de segundos.

Abarth persigue, de algún modo, ese objetivo. Con detalles concretos se propone –y acaba lográndolo- tocar la fibra sensible de todo aquel que por un instante conduce un vehículo de este tipo. Es ideal en el ambiente urbano y valiente fuera de él. Sus características deportivas le permiten moverse con agilidad en el primero de los escenarios y, al mismo tiempo, ser un devorador de kilómetros en carretera de montaña. En definitiva, es el aliado perfecto en un territorio como el insular.

Para la ocasión nos hemos puesto al volante de la versión de acceso en carrocería convertible. Su motor es un 1.4 T-Jet con 145 CV de potencia y cambio manual de cinco velocidades. Por encima de esta opción se encuentran las más exclusivas, como la Competizione, la Turismo y la Pista, e incluso el 695 Biposto. En algunos de los casos, el cambio puede ser automático con levas en el volante. ¡Anda que Abarth no propone juguetes interesantes!

Un caramelo
Como hemos indicado, el modelo que ven en esta prueba es el más contenido, pero cuenta con argumentos más que suficientes para que cale de una manera profunda. Uno de esos atributos lo encontramos en su estampa. Poco difiere de sus hermanos mayores. El pack opcional ‘Racing Black’ incluye los adhesivos de la carrocería y las pinzas de freno en color negro; sobra decir que sobre el rojo encaja como un guante.

El aspecto del 595 convertible evoca una gran personalidad. La vista frontal presenta ahora un paragolpes más deportivo, fruto de una entrada de aire que mejora en un 18 % la refrigeración del motor. Las ópticas polielípticas no podían faltar, de hecho, terminan por configurar la imagen que todos tenemos del ‘500’, en esta ocasión, con la compañía de las luces diurnas. En esta gama, las aletas anteriores y posteriores son más musculosas; en la versión de prueba alojan llantas de 16 pulgadas –que pueden ser mayores en otras versiones- y unos frenos exclusivos de la gama 595. En la zona posterior, un difusor en color negro acoge la salida de cuatro tubos de escape, dos a cada extremo.

 

Flash Abarth 595 1.4 T-Jet 145 CV

 Un icono 
Después de varias décadas rodando por las carreteras de todo el mundo, el carisma de este modelo italiano sigue estando presente.
 Frontal deportivo 
El paragolpes anterior ha ganado en deportividad al mismo tiempo que su nuevo diseño ha mejorado la refrigeración del motor en un 18 %.
 Versión convertible 
La gama 595 se presenta en dos tipos de carrocería: berlina y convertible. La segunda no pierde su alma derpotiva y encaja perfectamente en Canarias.
 Guiño clásico 
Sin perder su esencia, el modelo se actualiza sin perder los rasgos que le han convertido en un icono. Los faros polielípticos son un buen ejemplo de ellos.
 Modo 'Sport' 
Al activarlo, el panel de instrumentos se adapta a los nuevos 'requerimientos', al igual que la entrega de potencia y la dirección. ¡Un juguete!
 Interior 
Con un pack específico y detalles como el volante deportivo, el habitáculo del Abarth 595 se convierte, casi, en un coche de carreras para el uso diario.


Interior: ambiente racing
La gama 595 no sólo se disfruta desde el exterior. En el habitáculo encontramos un buen número de razones que nos permiten asegurar que estamos ante un coche diferente. Si a esa percepción le añadimos el ‘Kit Corsa’, dotado de pedales, reposapiés y cantoneras en acero inoxidable, un volante con base plana y punto de mira, además del pomo del cambio en piel, despejamos todas las dudas acerca del objetivo de un modelo como éste.

El panel de instrumentos ofrece una lectura clara de toda la información. Para enfatizar su deportividad, cambia la disposición de los elementos al activar el modo ‘Sport’ mediante un botón ubicado en el salpicadero. ‘Instalada’ esa opción, el cuentarrevoluciones se sitúa en el centro de la imagen para mejorar su lectura, mientras que el fondo cambia de color sobre una imagen ajedrezada. Un poco más a la izquierda, fuera de ese marco, un testigo de presión de turbo es la guinda que te hará cambiar el chip…

Ese modo ‘Sport’ tiene otras incidencias. En el caso de esta versión de prueba, equipada con el exclusivo escape Record Monza, el sonido pasa a ser protagonista. Por un lado, al ralentí ya es embriagador, pero es cuando se encuentra en su máxima apogeo cuando sale a relucir todo el sentido de este sistema de escape. Mediante la apertura de una válvula de escape activa, el sonido pasa a ser más bronco, incluso, en determinadas ocasiones, con alguna detonación que hace que se acelere el pulso.

Y si la acústica fuese poco, la activación de ese modo hace que la entrega de par y la dirección se adecuen a un tipo de conducción de corte deportivo. En definitiva, un juguete del que nunca querrás bajarte.

La gama de propulsores cumple la normativa Euro6D-Temp. En esta configuración de 145 CV y cambio manual de cinco velocidades, el Abarth 595 convertible es capaz de superar levemente los 200 km/h de velocidad punta; alcanza los 100 km/h en menos de ocho segundos y su consumo medio se sitúa en los 6 l/100 km.

Un vehículo que en el aspecto dinámico también gana enteros. La dirección es precisa y el tacto de la palanca de cambios es ideal cuando el usuario quiere rodar a un ritmo alegre. El conjunto de las suspensiones tampoco desentona; el balanceo de la carrocería es mínimo y ese detalle ayuda a inscribir el 595 en todo tipo de curvas.

Con todos esos detalles sólo falta que la habitabilidad a bordo se vea acompañada por una buena dosis de tecnología. En ese sentido, el 595 convertible equipa la radio Uconnect con pantalla táctil de cinco pulgadas y los servicios Uconnect Live adheridos. Junto al climatizador y a la posibilidad de rodar con el cielo por montera -la capota sella muy bien cualquier filtración del aire-, cualquier opción será buena para salir a disfrutar de un paseo.

 

Fotos: Gustavo Alonso

 

Abarth 595  2019
Abarth 595  2019
Abarth 595  2019
Abarth 595  2019
Abarth 595  2019

 

Comenta la noticia

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.
Enviando el formulario.
Por favor espere
El Comentario se ha enviado
con éxito
PUBLICIDAD
armas
PUBLICIDAD
Icamotor feb19
PUBLICIDAD
Peugeot may19
PUBLICIDAD
GM2 jun19
PUBLICIDAD
Las Torres Nuevo
Ima-Com

21-23 de junio

GP de Francia

Campeonato del Mundo de F├│rmula 1
21-22 de junio

Rallye do Cocido

Campeonato de Espa├▒a de Rallyes
21-22 de junio

Rallye Villa de Granadilla

Campeonato de Tenerife de Rallyes
22 de junio

Subida de Har├şa

Campeonato DISA de Canarias de Monta├▒a
28-30 de junio

GP de Austria

Campeonato del Mundo de F├│rmula 1
28-30 de junio

Rallye de Polonia

Campeonato de Europa de Rallyes
28-29 de junio

Rallye de Astorga

Supercampeonato de Espa├▒a de Rallyes
29 de junio

Subida Santo Domingo

Campeonato DISA de Canarias de Monta├▒a
29 de junio

Subida de Arucas

Campeonato de Las Palmas de Monta├▒a
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
RallyVenta Radiadores
info@motoradiario.com