Utilizamos cookies de terceros para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continúa navegando, acepta el uso de cookies.  Más información     X Cerrar

PUBLICIDAD
Nissan octubre 2017
PUBLICIDAD
DISAmax OCT17
PUBLICIDAD
DISAmax OCT17
PUBLICIDAD
DISAmax OCT17
PUBLICIDAD
Autos Valiente

Alpine A110 1800: con Andruet, en lo más alto del Monte Carlo

Rallyes  |  Javier Viera  |  22 agosto 2017 16:44

Después de dos WRC 1.6 correspondientes a los galos Sebastien Loeb y Sebastien Ogier, así como el Grupo A que hizo campeón del mundo a Colin McRae, la cuarta entrega de la colección ‘Grandes coches de rally’ que firma Altaya viaja a la década de los 70. El mítico Alpine-Renault A110 1800 que pilotó hasta la victoria el francés Jean-Claude Andruet en el Rallye de Monte Carlo de 1973 es el protagonista.

 

Era un vehículo que evidenciaba un claro salto en el tiempo. Su elaborada carrocería de fibra de vidrio y sus reducidas dimensiones se combinaban, a mediados de los 70, con un motor de 1.8 litros. Fue la cima de un modelo que había nacido en los 60 con cilindradas menores, pero siempre lo hizo compartiendo una necesaria agilidad para el deporte de los rallyes.

 

Altaya, como en las tres entregas anteriores, ha buscado un modelo significativo. En 1973 se disputaba el primer campeonato del mundo de rallyes, que en aquel momento era exclusivamente para constructores. El primer rallye era, como hoy, el de Monte Carlo. Andruet, que llegó a oficiar de ‘coche cero’ –en un Citroën ZX- durante el Rallye de Maspalomas de 1995, capitaneó el triplete Alpine-Renault en el que también figuraban Ove Andersson –copilotado por Jean Todt- y Jean Pierre Nicolas.

 

 

Fue toda una declaración de intenciones; Alpine-Renault conquistó el campeonato de 1973 con 147 puntos, por los 86 de Fiat y los 76 de Ford, las otras dos marcas que completaron el podio a final de año. Andruet sumó la primera victoria, y única, de su temporada; Jean-Luc Thérier se impuso en Portugal, Grecia e Italia; Bernard Darniche hizo lo propio en Marruecos, dejando el último triunfo del año a Jean-Pierre Nicolas, que se anotó la victoria en un Tour de Corse que por aquel entonces se disputó en diciembre. Sin duda, el Alpine-Renault fue el coche de 1973.

 

Aquel Rallye de Monte Carlo de 1973 fue caótico en su inicio. En la especial de ‘Burzet’ un accidente retrasó el desarrollo de la prueba y los aficionados se lanzaron a la carretera por miedo a quedarse bloqueados durante horas indefinidas. Esto cortó la caravana de competición y obligó al ACM a excluir a un buen número de equipos. Intentaron enmendar su error después de un boicot por parte de los participantes, ofreciendo la inscripción gratuita de cara a la edición de la siguiente temporada.

 

Por arriba, los Alpine-Renault se daban de bofetones por lograr el triunfo. Sandro Munari y Hannu Mikkola, con anterioridad, se habían puesto en cabeza. Pero Andruet y Andersson comenzaron a tomar el protagonismo… hasta la llegada de la noche del Turini que daba por finalizada esa edición, como tantas otras. Allí, con un espeso manto blanco cubriendo el ascenso y descenso del mítico ‘col’, el sueco y el francés intercambiaron tiempos inalcanzables para el resto. A la postre, y a muy poco del final, Jean-Claude inclinó la balanza a su favor por apenas 26 segundos de ventaja después de casi seis horas al volante.

 

La especial más larga fue la de St Barthelemy, con 40 kilómetros de recorrido, aunque Le Moulinon y St Jean-en-Royan no se quedaban a la zaga con 38 y 36 kilómetros de distancia, respectivamente. El francés se impuso en cinco de las 18 especiales previstas, aunque dos de ellas fueron canceladas.

 

Clasificación Rallye Monte Carlo 1973
1. Andruet-Biche (Alpine-Renault A110 1800), 5h42:04
2. Andersson-Todt (Alpine-Renault A110 1800), a 26”
3. Nicolas-Vial (Alpine-Renault A110 1800), a 1:35

 

El modelo

Como no podía ser de otra manera, la escala 1:18 nos muestra una ‘coqueta’ miniatura. Altaya ha reflejado con precisión este modelo, un detalle que se aprecia desde el tallado de los neumáticos Michelin o, incluso, con la disposición de un solo retrovisor exterior.

 

El azul característico de los Alpine-Renault está muy bien logrado y, la impresión de los adhesivos así como su ubicación respecto al modelo original, también. Los logos de Elf, Cibié, Tissot, Ducellier, Devil o Ferodo, entre otros, están situados en el espacio y las dimensiones que deberían. Lo mismo sucede con la histórica matrícula 8693 HG 76, la primera en subir a lo más alto del podio de una prueba del WRC. Las placas del Rallye de Monte Carlo, o el inconfundible número lateral en formato circular, sellan un modelo muy bien rematado en la cuestión estética.

 

Las formas de la carrocería están también a la altura. Las llantas con fondo naranja, más anchas en el eje posterior, las faldillas en la parte trasera o las formas personales de este modelo adelantado a su tiempo, se han logrado con buena nota. Mide unos 213 mm de largo por 90 mm de ancho y alrededor de 55 mm de alto.

 

Más información sobre la colección ‘Grandes coches de rally’ de Altaya pinchando aquí.

 

Comenta la noticia

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.
Enviando el formulario.
Por favor espere
El Comentario se ha enviado
con éxito
PUBLICIDAD
armas
PUBLICIDAD
Skoda Karoq NOV 2017
PUBLICIDAD
estetic
PUBLICIDAD
Taller JGG
PUBLICIDAD
jesport
Las Torres Nuevo

24-26 de noviembre

GP de Abu Dhabi

Campeonato del Mundo de Fórmula 1
24-25 de noviembre

Rallye Comunidad de Madrid

Campeonato de España de Rallyes
25 de noviembre

Subida de Arico

Campeonato de Tenerife de Montaña
2 de diciembre

Rallye Granada Costa Tropical

Campeonato de España de Rallyes de Tierra
2 de diciembre

Rallye Isla de Lanzarote

Campeonato de Canarias de Rallyes
9 de diciembre

Rallye de tierra de Gran Canaria

Campeonato de Canarias de Rallyes de Tierra
10 de diciembre

Slalom CDIC

Campeonato de Canarias de Slalom
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
RallyVenta Radiadores
info@motoradiario.com