Utilizamos cookies de terceros para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continúa navegando, acepta el uso de cookies.  Más información     X Cerrar

PUBLICIDAD
Nissan dic18
PUBLICIDAD
estetic2

Citro√ęn C4 WRC: un socio para Loeb

Rallyes  |  Javier Viera  |  25 septiembre 2017 18:19

La colección ‘Grandes coches de rally’ propuesta por Altaya recurre a otra máquina de indudable éxito. Después de los Citroën DS3 WRC, Volkswagen Polo R WRC, Subaru, Subaru Impreza 555, Alpine-Renault A110 y del Lancia Delta Integrale 16v, le toca el turno al Citroën C4 WRC. Como el primero de la serie, su protagonista también es Sebastien Loeb. No en vano, esta máquina le proporcionó cuatro títulos de campeón del mundo, los comprendidos entre 2007 y 2010.

 

Para Citroën Racing era su exitosa tercera máquina consecutiva en el WRC. Después del Citroën Xsara Kit Car, ganador de dos rallyes en 1999, llegó su versión World Rallye Car, todo un éxito entre 2001 y 2006. El ADN triunfador pasó de mano en mano hasta el modelo que hoy nos ocupa, ganador en más de la mitad de ocasiones en las que saltó al ruedo del mundial de rallyes. No debieron hacerlo mal cuando sus herederos, el DS3 WRC y el C3 WRC, siguieron, y siguen, manteniendo el listón tan alto como los predecesores.

 

 

La réplica de Altaya en 1/18 nos hace viajar al Rallye de Portugal de 2009, la tercera temporada del modelo en cuestión. Muchos recordarán aquella edición por el impactante vuelco de Jari-Matti Latvala; incontables vueltas de campana que, por fortuna, la tripulación finlandesa pudo contar para dejar en anécdota una de las imágenes más escalofriantes de la historia reciente del campeonato del mundo.

 

Con un C4 WRC, ya con los colores de Red Bull reposando en su piel, Sebastien Loeb era el gran protagonista de la primera parte de la temporada. El galo, en esos momentos cinco veces campeón del mundo, había triunfado en Irlanda, Noruega y Chipre; Portugal era el cuarto ‘round’. Y sí, era una temporada de escenarios muy diferentes a los que ha dictado la historia. Irlanda prácticamente ocupaba el lugar de Monte Carlo y Noruega el de Suecia, anécdotas no tan lejanas que, para los más románticos, por fortuna se han ‘solventado’.

 

Aquel Portugal de 2009 fue más difícil de lo inicialmente previsto para la pareja francesa. Llegaban como líderes y debían abrir pista en los tramos de tierra de la primera jornada. De este modo, Henning Solberg, Jari-Matti Latvala, Dani Sordo y, sobre todo, Mikko Hirvonen aprovechaban para ocupar la cabeza en algún momento. El finlandés de Ford iba a cuajar una de sus grandes temporadas y muy cerca estuvo de arrebatarle el título a Loeb a final de curso. Mikko llegó a ganar cuatro rallyes consecutivos en la segunda parte del año, poniendo contra las cuerdas a todo un rey de la especialidad; a la postre, los triunfos en España e Inglaterra le dieron el sexto título a Seb con apenas un punto de ventaja.

 

Pero en aquel Portugal tuvo que sudar. Debió esperar a la segunda jornada para comenzar a remontar. Aunque ganó la cuarta especial, ‘Malhao’, de 22,04 kilómetros, necesitó llegar a la séptima, curiosamente la repetición de la que hemos hecho mención, para encadenar nueve scratch consecutivos y prácticamente sentenciar esa edición de la prueba lusa, la que hacía su cuarto triunfo consecutivo en aquel año.

 

 

Clasificación Rallye Portugal 2009
1. Loeb-Elena (Citroën C4 WRC), 3h53:13.1
2. Hirvonen-Lehtinen (Ford Focus WRC), a 24,3
3. Sordo-Martí (Citroën C4 WRC), a 1:45.4

 

El modelo

El Rallye de Portugal de 2009 era una prueba que se celebraba sobre pistas de tierra. Bien apuntada esta condición, la reproducción a escala presenta una altura libre al suelo propia de una configuración para este tipo de rallyes.

 

Acompañando esta característica presenta los obligatorios neumáticos Pirelli Scorpion que debían montar estas máquinas. Las características llantas que Citroën Racing emplea en la tierra también están espectacularmente reproducidas. La personalizada salida de escape, el faldón delantero o el representativo alerón de esta generación de vehículos World Rallye Car, entre otros detalles, se ajustan perfectamente a la realidad.

 

Sobre su carrocería tienen especial protagonismo los colores de Red Bull. Junto a los de Total y los propios de Citroën, terminan por dar forma a una réplica que calca fielmente el original. La relación con el Rallye de Portugal 2009 la encontramos en los números de las puertas, con el nombre de la prueba y la publicidad de Vodafone, así como en la placa del capó, en el número del techo y en la luneta trasera. Altaya ha reflejado también al detalle los socios colaboradores representados en esta máquina: Eurodatacar, Le Coq Sportif, Magneti Marelli, Sabelt, Transalliance, O.Z. Racing, Pirelli, además de Citroën Finance y la web oficial del equipo, citroen-wrc.com.

 

Una reproducción perfectamente rematada y que cuenta con las siguientes dimensiones: 240 mm de largo, 103 mm de ancho y 85 mm de alto.

 

Más información sobre la colección ‘Grandes coches de rally’ de Altaya pinchando aquí.

 

Comenta la noticia

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.
Enviando el formulario.
Por favor espere
El Comentario se ha enviado
con éxito
PUBLICIDAD
armas
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
kiadiciembre18
PUBLICIDAD
Rent a Car Molina
PUBLICIDAD
jesport
Las Torres Nuevo
Ima-Com

15 de diciembre

Rallysprint La Vega Nueva

Campeonato de Canarias de Rallysprint
6-17 de enero

Dakar

Per√ļ - Per√ļ
22-27 de enero

Rallye Monte Carlo

Campeonato del Mundo de Rallyes
26-27 de enero

24 H de Daytona

USA
14-17 de febrero

Rallye de Suecia

Campeonato del Mundo de Rallyes
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
RallyVenta Radiadores
info@motoradiario.com