Utilizamos cookies de terceros para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continúa navegando, acepta el uso de cookies.  Más información     X Cerrar

PUBLICIDAD
DISA agosto-octubre22

Capdevila: "Explícales en griego profundo que necesitas un tractor"

ENTREVISTAS  |  MotorADiario  |  23 junio 2016 13:07

Después de Portugal y la visita a Córcega, a Fernando Capdevila y a todo su equipo les tocaba dar el salto a Grecia. El ‘Acrópolis’ y toda su dureza de antaño no les era desconocida, pero esta característica se agudizaba aún más para un Grupo N de la época. Acompañado por Pilar Taboada, su manager Carlos Puelles y el hermano de éste, Ángel, comprobaron en primera persona la crudeza de la que son capaces los tramos del mundial de rallyes.


Prepárese para descubrir interesantes anécdotas. No las espere en el inicio de la competición, nacen mucho antes, desde los propios reconocimientos…

 

· Moralmente, ¿cómo llegabas a Grecia después del abandono en Córcega?

FC: Pues con sentimientos encontrados. Por un lado feliz porque en Córcega había constatado que era capaz de rodar en los tiempos de los mejores en mi segunda carrera, pero por otro lado triste porque el abandono no me permitía coger ni un solo punto.

 

· Por aquel entonces el ‘Acrópolis’ era considerado el ‘Safari’ europeo. La propia carrera, pero sobre todo los reconocimientos, debieron ser una odisea. ¿Qué recuerdas de tu primer contacto con las pistas helenas?

 

FC: Sí. Era el más duro con diferencia, cubría seiscientos kilómetros en un recorrido de 48 tramos cronometrados durante cuatro días, y lo íbamos a comprobar en los entrenos. A diferencia de Córcega, cambiábamos de hotel varias veces y recorríamos medio país a temperaturas de más de cuarenta grados en pleno mes de junio.

 

No nos entendíamos con los nativos. Un día nos enterramos hasta las puertas en una especie de arenas movedizas. Tras dos horas de fallidos intentos subí montaña arriba en medio de la nada y encontré un caserío con cuatro ancianos en un bar. ¡¡Explícales en griego profundo que necesitas un tractor para sacar el coche sin saber ni pío; tuvimos que hacer noche allí…!!

 

· ¿Cuánto tiempo te podría llevar el reconocimiento de una prueba de este tipo y qué material empleabas para los entrenamientos?

 

FC: Los entrenos eran muy largos por lo disperso del recorrido y los tramos. Tardábamos como mínimo dos semanas a razón de 12 horas diarias sin bajar del coche. Durante esta parte de la temporada no teníamos muleto y en Grecia alquilamos un Datsun que pasó a desguace. Pasar el mítico ‘Tarzán’ era una odisea. Las zanjas eran de medio metro de profundidad durante los 35 kilómetros de tramo. Era terrible. Entre mis pies veía el suelo por las grietas…

 

Durante los entrenos me tuve que volver un fin de semana a correr un rallye del Camel Off-Road con el Metro. Mientras, Alan, nuestro mecánico, reconstruyó el coche entero soldando el chasis y reforzando las torretas de suspensión, entre otras cosas.

 

· El rallye empezaba con una súper especial y, por motivos diferentes a los que hubieses deseado, fuiste la imagen del arranque del ‘Acrópolis’ 91. ¿Qué pasó exactamente?

 

FC: Pedimos al preparador poder tener más caídas como llevaban Menem o Mohamed, y parió un invento nefasto. Modificó los ‘uprights’ cortando y soldando el material y no aguantaban.

 

Lo cierto es que a poco de empezar el tramo espectáculo de ‘Anavissos’ (era el primero del rallye), en un salto, se partió el amortiguador delantero derecho y la rueda se quedó bajo el coche. No había manera de terminar el tramo… hacia adelante. Le dije a Rodri que me avisara cuando se acercara otro piloto y me cantara lo que pudiera. Hice marcha atrás los 4,48 kilómetros de tramo y conseguimos al menos llegar a meta para reparar y poder salir en la etapa del lunes.

 

Lo mejor fue que el helicóptero de Eurosport se puso a seguir nuestra ‘operación’ en directo y chupamos más cámara que Sainz o Kankkunen… ¡¡Nuestros patrocinadores nos recomendaron que lo hiciéramos más a menudo!!

 

· Posiblemente no cambiase tu lectura del rallye por aquella pérdida de tiempo, tal y como eran las pruebas a comienzos de los noventa, pero la mala suerte te volvió a sacudir poco después…

 

FC: Perdimos cuatro minutos pero eso, en el ‘Acrópolis’, no era definitivo. Demostramos nuestra competitividad y capacidad de esfuerzo y estábamos dispuestos a recuperar en los tres días siguientes. Nuestro gozo en un pozo, ya que el problema radicaba en el diseño de las manguetas y en el tramo de ‘Kineta’ (el primero del día siguiente) ya estábamos otra vez fuera de carrera por el mismo motivo. No fue mala suerte. Fue un grave error de Nelson Motorsport.

 

· Abandonabas, por segunda ocasión consecutiva, y en ambos casos por causas ajenas a ti. ¿Qué explicaciones te daba el equipo, especialmente por lo acontecido en Grecia?

 

FC: Las que siempre da un preparador: Que si un fallo de materiales, que si las carreras son así, que no volvería a ocurrir, bla, bla, bla… Pero las oportunidades se esfumaban.

 

· En el ‘Acrópolis’ no te dio tiempo a demostrar nada, pero en Portugal y en Córcega sí que habías asomado la cabeza. Con los dos últimos resultados, ¿pensabas en arrojar la toalla?

 

FC: ¡¡Nunca!! Soy la persona más pertinaz del mundo, y aunque lloraba amargamente en mi soledad, demostraba confianza al equipo, y a los míos la fuerza y la esperanza de poder conseguir el objetivo, a poco que mejoraran las cosas.

 

· Llevabas tres pruebas en otros tantos escenarios históricos del mundial de rallyes. En esos momentos, ¿cómo se seguía desde Canarias tu camino en el WRC? Hay que tener cuenta que no existían los medios de hoy en día…

 

FC: Había mucho interés y seguimiento, ‘de aquella manera’. Teníamos nuestro propio equipo de prensa. Mandábamos los comunicados vía fax y sobre todo, yo llamaba personalmente a los periodistas del motor cada noche. Pilar Taboada se encargaba de ‘convencer a su manera’ a la prensa nacional e internacional para que hablaran de nosotros. A veces hasta les escribía ella los comentarios. Aún así, Lord Sith y sus discípulos ya estaban trabajando desde el ‘Lado Oscuro de la Fuerza’ enfocando su maldad y su odio hacia el exterminio del ‘Canarias Racing’.

 

·Y si el mundial parecía duro hasta ese entonces, para el próximo capítulo nos toca saltar el charco. Argentina, un país que nunca te devolvió con resultados el sacrificio que requería llegar hasta allí.

 

FC: Cierto. Nadie nos dijo que iba a ser fácil, pero tampoco nos avisaron que íbamos a sufrir tanto.

 

Javier Viera

 

FOTO 1: Capdevila y 'Rodri' toman la partida en su primer 'Acrópolis'.

FOTO 2: Carlos Puelles, manager del piloto, y su hermano Ángel, custodian el Ford Sierra Cosworth de Capdevila-Rodríguez.

FOTO 3: La imagen del Acrópolis de 1991: Fernando y Alfredo ingeniándoselas para acabar el primer tramo con una rueda debajo del Ford. (Captura Video Racing).

Comentarios de la Noticia

kiko  |   el 23/06/2016 a las 23:54
¡Excelente iniciativa! Enhorabuena a Javier por la entrevista y a Copi por tan dilatada carrera. Ya estoy deseando conocer más de esta aventura...

Comenta la noticia

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.
Enviando el formulario.
Por favor espere
El Comentario se ha enviado
con éxito
PUBLICIDAD
armas
PUBLICIDAD
Kia EV6 nov21
PUBLICIDAD
Rent a Car Molina
PUBLICIDAD
Ima - Com

24-27 de febrero

Rallye de Suecia

Campeonato del Mundo de Rallyes
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
RallyVenta Radiadores
info@motoradiario.com