jueves, 21 de octubre de 2021

Lemes abandona en Portugal

Rallyes  |  25 marzo 2011 18:47
 

El equipo español, que hasta el momento del abandono había marcado todos los segundos puestos, seguirá mañana mediante la fórmula Re-Start.
 
Lo que estaba siendo un fenomenal debut para Yeray Lemes y Rogelio Peñate ha terminando siendo un jarro de agua fría en los compases finales de la primera jornada del Rallye de Portugal. Los primeros líderes de la FIA WRC Academy sufrieron la rotura de los tornillos del trapecio izquierdo del Ford Fiesta R2 a cinco kilómetros de la meta de `Ourique 2´, penúltimo tramo de la jornada.
 
Hasta ese momento la trayectoria del equipo español sobre suelo portugués estaba siendo ejemplar. Si bien había cedido el liderato cosechado en Lisboa una jornada antes, Lemes y Peñate se habían encargado de alcanzar siempre el segundo mejor tiempo tras un intratable Breen. En cualquier caso, al llegar al primer parque de trabajo de la jornada una veintena de segundos en contra no eran motivo de alarma, máxime cuando a espaldas del equipo de las Islas Canarias las diferencias eran, al menos, para estar tranquilos y ser optimistas.
 
Adaptados al Ford Fiesta R2, y con un ritmo que les permitía rodar rápidos y con márgenes de seguridad, llegaba el tramo de `Ourique´ en su segunda pasada. Hasta ese instante Yeray y Rogelio habían demostrado una línea al alza mejorando el paso anterior por estas pruebas especiales, lo que se traducía en que su más directo rival no alcanzase las diferencias que logró durante la mañana. Sin dar su brazo a torcer el lanzaroteño siguió demostrando sus cualidades, hasta que a cinco kilómetros de la meta del penúltimo tramo cedían los tornillos del trapecio izquierdo del Fiesta R2, debiendo tomar el camino del abandono en esos instantes.
 
A partir de ahora el objetivo pasa por conquistar en la jornada del sábado, la última para la WRC Academy, algunas victorias parciales para sumar puntos extra en la clasificación del campeonato, además de intentar puntuar en la clasificación final. Con prácticamente 150 kilómetros cronometrados por delante todo puede pasar.
 
El piloto español declaró desde el lugar del abandono “la mala suerte de este percance. Era el rallye del mundial en el que más he cuidado la mecánica y mi conducción. Lamentablemente este fallo mecánico nos priva de la victoria en Portugal, pero queda mucho por hacer el sábado”, puntualizó el piloto de Teguise.

Texto y foto: MotoraDiario.com